Cuida tu zona intima

En cada parte del cuerpo la piel es diferente y por eso cada una requiere cuidados y productos específicos. La zona vaginal requiere una protección particular por su sensibilidad a factores externos e internos.

PHLa vagina posee una capa protectora natural que actúa como mecanismo de defensa contra patógenos e infecciones.

Esta capa protectora es de naturaleza ácida lo que significa que el pH vaginal fluctúa entre 3,8 y 4,5.

La zona intima de la mujer mantiene un ambiente muy delicado, donde predominan bacterias beneficiosas, que producen sustancias como el Ácido Láctico, impidiendo el crecimiento de otros microorganismos que causan descargas, olores e irritación.

El ácido láctico es vital para proteger la zona intima. Al mantener el pH de la vagina bajo, esto mantiene intacta la capa protectora que la recubre.

Los lactobacilos son algunas de las principales bacterias responsables de mantener una flora vaginal saludable.

Su producción de ácido láctico contribuye a proteger la acidez del entorno vaginal.